Por |Published On: 7 junio, 2021|Categorías: Ahorro energético, Cambio climático, Consumo responsable|

 

Seguro que más de una vez te has preguntado ¿cómo puedo ahorrar energía y además ser más sostenible? como sabemos que no es una respuesta fácil queremos ayudarte a cambiar tus hábitos de consumo energético, no solo para adaptarte a la nueva tarifa de electricidad, sino para ser más eficiente en el uso de la energía y más sostenible con el planeta.

El primer paso clave es conocer y optimizar el consumo de los aparatos eléctricos de nuestro hogar, por eso hemos seleccionado los electrodomésticos que solemos tener todos en casa para darte recomendaciones que te ayuden a ahorrar energía para que no se te dispare la factura de la luz y para ser más sostenible.

Este es el % sobre el consumo total de cada uno de los electrodomésticos que tenemos en casa, según la Red Eléctrica de España:

Consumo energético de los electrodoméstico

Consejos para ahorrar energía en la cocina

Lavadora

  • Lava siempre que se pueda con agua fría (- 30º C) y con lavados cortos. Esto ahorra energía y recursos, ya que el 80% del consumo eléctrico de la lavadora es para calentar agua.
  • Procura usar la lavadora siempre a carga completa, pero sin sobrecargarla. Un lavado a carga completa cuesta menos dinero que dos a media carga.
  • Es preferible optar por una lavadora que disponga de un buen programa de centrifugado a utilizar una secadora. El centrifugado gasta mucha menos energía que una secadora.
  • Prioriza tender la ropa al sol sobre usar la secadora.
    El sol y el calor natural secan la ropa, la airean y a la vez higienizan las fibras. En muchos casos puedes evitar la secadora y ahorrar mucha energía. Siempre que sea posible, tiende al sol. Además si utilizas una buena técnica de colgar y doblar la ropa te evitará tener que planchar de más, con lo que también ahorrarás energía.
  • Si estás pensando en cambiar tu lavadora porque ya le toca, te recomendamos que te fijes en la etiqueta de eficiencia energética, con el nuevo re etiquetado busca las que tengan etiqueta A,B o C.

Frigorífico

Es uno de los grandes protagonistas del gasto eléctrico del hogar, ya que, en función del uso que le demos, puede llegar a consumir hasta un 36% del total de la factura energética.

  • Lo primero que debemos hacer es pensar qué es lo que buscamos antes de abrir la puerta de la nevera y no mientras la tenemos abierta. Lo cierto es que mientras el frigorífico está cerrado apenas consume. Es al abrirlo cuando tiene que realizar un esfuerzo energético para reponer la temperatura interior que le hemos marcado.
  • Revisa la temperatura, los alimentos se conservan perfectamente a una temperatura entre 3 y 5ºC. A partir de ahí cada grado inferior (es decir, de menos temperatura) el consumo se incrementa un 7%.
  • Cada espacio del frigorífico tiene su temperatura, por lo que si colocas los alimentos según las instrucciones del fabricante mejorarás considerablemente sus prestaciones y harás un uso más eficiente de la energía.
  • La temperatura ideal para el congelador es de entre -10 y -15º C. Mantener los alimentos congelados a una temperatura inferior no es aconsejable, ya que no significa que se conserven mejor y en cambio multiplica el consumo eléctrico hasta en un 30%.
  • Revisa periódicamente las gomas de la puerta, ya que si su estado no es el correcto se escapará buena parte del frío por ahí.
  • Nunca pongas alimentos calientes dentro del frigorífico para enfriarlos, ya que romperías el ciclo del frío en el interior engañando al termostato que activaría el motor para mantener la temperatura.
  • Si tu frigorífico es algo antiguo es necesario descongelarlo regularmente, ya que a partir de 5 milímetros de espesor de escarcha el congelador consume más de lo que rinde y trabaja constantemente para mantener el hielo en lugar de lo que tiene en su interior.
  • Es importante que el frigorífico “respire” por su parte trasera, separándolo unos 10 cm de la pared. Un frigorífico bien ventilado puede llegar a generar un ahorro de hasta un 15% y una vida útil más larga.
  • Siempre que puedas descongela los alimentos pasándolos del congelador al frigorífico, de esta manera aprovechamos el frío y lo integramos en el ciclo interior optimizando su uso. Además así el alimento rompe la cadena del frío más suavemente y nos ahorramos el uso del microondas para descongelar.
  • Intenta guardar lo mínimo posible en el congelador, ya que cuanto más lleno esté el congelador, más consume el frigorífico.

Lavavajillas

  • Llena el lavavajillas en vez de usarlo a media carga, utilizarás un 40% menos de agua ya que evitas ponerlo en marcha varias veces, y se ahorrarás un 10% de energía.
  • Evita enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas, será suficiente con retirar los restos de comida, de esta manera estarás ahorrando agua.
  • Elige bien la duración y el programa adaptado a la cantidad de platos, vasos…, así como el tipo de suciedad. Los programas ECO suponen un ahorro de más del 40% si se realizan programas automáticos a 65º.
  • Controla la temperatura. Los platos no siempre están tan sucios como para necesitar agua muy caliente, ten en cuenta que cuanto más caliente, más energía consumirá.
  • Presta atención a la certificación energética de tu lavavajillas. Lo cierto es que aunque aquellos que tienen la etiqueta verde son más caros, a la larga se compensa el gasto, ya que consumen tan solo 1.3 kilovatios por hora.

Horno

El horno puede suponer más del 8% del consumo eléctrico de un hogar.

  • Comprueba que tu horno está en buen estado. Que el ventilador funcione correctamente, que las puertas cierren bien y las gomas no estén dañadas. Cualquier pieza en mal estado hará que gaste más energía.
  • Cocina todo lo que puedas en una misma vez, es una buena forma de ahorrar energía al usar el horno.
  • Mientras lo utilizas, evita abrir la puerta del horno cada segundo sin razón.Cada vez que abres la puerta, debe volver a trabajar para mantener la temperatura y su gasto energético puede elevarse hasta un 20%.
  • Si vas a cocinar verduras al horno, ahorra tiempo hirviendolas unos minutos antes. Así, reducirás el tiempo de cocción en el horno y la energía utilizada.
  • El calor se mantiene por unos minutos después de que apagas el horno. Cuando veas que faltan menos de 10 minutos para terminar la cocción, apágalo y habrás aprovechado su calor residual.
  • Utiliza recipientes de vidrio o cerámica, estos materiales requieren menos tiempo para coger temperatura y pueden reducir el tiempo de cocción.

Vitrocerámica

  • Tapa el recipiente mientras estás cocinando te ayudará a cocinar más rápido y a aprovechar la potencia en mayor medida.
  • Centra el recipiente sobretodo si usas vitro normal no de inducción.
  • Utiliza un fuego del mismo diámetro o menor que el recipiente, evitar los recipientes reflectantes y aprovechar el calor residual apagando la vitro 5 minutos antes de terminar te ayudará a ser más eficiente.
  • Desconecta la vitrocerámica cuando no la uses: apagar el enchufe que alimenta al horno y la placa vitrocerámica permite un ahorro de en torno al 10% en el recibo energético. Fíjate si en el cuadro eléctrico tienes un interruptor automático para esos electrodomésticos específicamente, si es así, puedes acostumbrarte a tenerlo apagado hasta que vayas a cocinar.

Consejos para ahorrar energía en tu hogar

Televisión

La televisión es uno de los electrodomésticos que más energía consume en un hogar, aproximadamente el 12% de la factura de la luz.

  • Elige un televisor LED. La tecnología más eficiente actualmente son las pantallas LCD con retroiluminación LED porque ahorran más energía, comparadas con otras tecnologías.
  • Ajusta el brillo y el contraste y ahorrarás. Las televisiones vienen con unos niveles de brillo y contraste más altos de los necesarios. Esto repercute de forma negativa en el consumo energético. Tanto si lo acabas de comprar, como si hace tiempo que lo tienes, revisa la configuración de los ajustes de pantalla. Muchas smartv incorporan modos Eco, que reducen el brillo y el contraste de la pantalla para ahorrar energía.
  • Cuando no la mires ¡apágala!, ya que cuantas más horas la tengamos encendida, mayor será el impacto en la factura de la luz.

Plancha

  • Cargar bien la lavadora es más eficiente, pero eso sí, dejando un palmo entre la última prenda y el techo interior de la máquina. Si apuras hasta el último centímetro la ropa saldrá bastante arrugada (porque no habrá tenido espacio), así que lo que ahorres en la lavadora lo gastarás en planchar.
  • Cuidado con el centrifugado de la lavadora, un centrifugado a 600 rpm será suficiente para reducir un 40% de humedad y evitar que la ropa salga muy arrugada.
  • Minimiza el tiempo de planchado tendiendo la ropa justo después de terminar el lavado. Cuanto más tiempo esté la ropa húmeda dentro de la lavadora, más arrugada saldrá.
  • Tender bien te ayudará a ahorrar. Estira y sacude las prendas antes de tenderlas y coloca las pinzas en las costuras, cuanto mejor tiendas, menos plancharás.
  • El mayor consumo de energía de la plancha se produce cuando la enchufas hasta que alcanza la temperatura óptima, por eso, no tiene sentido enchufar la plancha para una sola prenda; ahorrarás energía si acumulas ropa para plancharla toda a la vez.
  • Aprovecha el calor de forma eficiente. Siempre habrá prendas más arrugadas que otras, así que puedes aprovechar el calor inicial (que aún no es suficiente para las arrugas más persistentes) para planchar las arrugas leves, o al revés, apagar antes la plancha para tratar las arrugas superficiales con el calor residual.

Aire acondicionado

  • Mantener una temperatura de entre 20 y 25 grados en verano y 20 y 22 grados en invierno es lo aconsejable. Cada grado de más o de menos de temperatura, aumenta el consumo en la factura hasta un 8%.
  • Si tu aparato de aire acondicionado tiene modo Eco te permitirá ahorrar hasta un 30% en tu consumo.
  • Si estás pensando en instalar aire acondicionado elige un aparato certificado como A,B o C, con esta certificación energética podrás llegar a ahorrar hasta un 60% de energía.
  • Aleja el aire acondicionado de las zonas donde más incide el sol. El calor perjudicará su funcionamiento, haciendo que trabaje más y que, en consecuencia, aumente su consumo.
  • Antes de la llegada del calor, realiza un mantenimiento de tu equipo de aire acondicionado y renueva los filtros. Así, tu aparato consumirá menos y tendrá más tiempo de vida útil.

StandBy o consumo “fantasma”

Más del 10% del consumo de tu factura de luz está causado por el standby de los aparatos. Aunque nos parezca irrelevante, al cabo del año son muchos euros los que podrías ahorrar simplemente apagando totalmente tus dispositivos electrónicos cuando no los vas a usar. No hace falta que los desconectes de la pared, ayúdate de una regleta para conectar en ella varios y apagarlos todos con un simple botón.

Consejos para ser más sostenible teniendo en cuenta los horarios

Y un segundo punto clave a tener en cuenta para poder ahorrar con nuestros electrodomésticos es ‘cuándo’ los utilizamos. Una vez que tenemos claro que los tramos más económicos son los considerados Valle: de 00:00 a 8:00 de lunes a viernes, los fines de semana y festivos vamos a darte algunos consejos que si los tomas como hábito te ayudarán muchísimo a ahorrar en tu factura de la luz y ser más sostenible.

  • Programa aquellos electrodomésticos que lo permitan para que funcionen en el horario valle, por ejemplo la lavadora y el lavavajillas puedes programarlos por ejemplo entre las 6:00 y las 8:00 para poder tender la ropa en cuanto acabe el ciclo o poder abrir la puerta del lavavajillas en cuanto te levantes.
  • En cuanto a la plancha o el horno puedes organizarte para hacer el uso más intensivo los fines de semana en la medida de lo posible.
  • La vitrocerámica, si eres una persona organizada puedes dedicar una mañana/tarde del fin de semana a cocinar platos para gran parte de la semana, o al menos para las cenas (ya de lunes a viernes desde las 18:00 a las 22:00 es hora punta).
  • El aire acondicionado intenta programarlo para calentar o enfriar la casa en horas llanas de lunes a viernes de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y a partir de las 22:00.

Si tienes alguna duda sobre la nueva tarifa de la luz o cómo funciona, te invitamos a leer nuestro post Las claves para entender la nueva tarifa de la luz.

 

 

¡Comparte!

Leave A Comment