Es rotundamente imposible, porque el cambio de compañía es únicamente un trámite administrativo. En ningún momento sufrirás algún tipo de corte.