No es necesario vivir en la provincia más soleada ni tener una vivienda perfectamente orientada al sur para aprovecharte de los beneficios económicos de la energía solar y el autoconsumo.

Si hablamos en términos absolutos de producción de electricidad anual, la orientación de las placas solares óptima es la sur. Con dirección sur, tu casa recibirá la mayor irradiación a lo largo del día por lo que la efectividad de la instalación solar es mayor.

En el caso de que las placas solares no miren directamente al sur seguirán produciendo mucha electricidad, independientemente de dónde vivas.

Si la azotea se desvía 45º respecto del sur, ya sea en dirección sureste o suroeste, la producción anual de electricidad disminuye alrededor de 1-3%, es decir, sigue siendo prácticamente la misma.

Si por otro lado, tu tejado mira al este o al oeste, las pérdidas aumentan y la producción eléctrica es un 20 % menos respecto al sur. Si tienes una vivienda en estas condiciones no pasa nada. Tu instalación de paneles solares seguirá siendo rentable y te permitirá ahorrar cientos de euros al año, sólo que el ahorro es menor que en condiciones de orientación óptimas.

Existen diferentes opciones para minimizar el impacto de la orientación:

Instalar los paneles solares en otras superficies de la casa como puede ser el jardín, el garaje… permitiendo ajustar la orientación de la manera más efectiva.

Modificar la inclinación de los paneles fotovoltaicos para aumentar el rendimiento de la instalación de autoconsumo. Generalmente, la inclinación óptima de los paneles está en torno a los 30º si la orientación es sur. Si tenemos la vivienda orientada al este u oeste y reducimos la inclinación a 15º, las pérdidas serán sólo de un 15% respecto a las condiciones pico.

Montar seguidores solares o girasoles, es decir paneles que giran sobre sí mismos y siguen la posición del sol. Son estructuras caras y pesadas y solo son rentables en casos especiales.

No hace falta orientarlo al SUR, puede ser ESTE/OESTE pero aumentar el número de placas para cubrir demanda.