La compensación de excedentes tiene un límite, es decir, no te compensan por todos los kWh que viertes en la red.

El límite es el valor (€) del COSTE de la energía que has consumido en ese mismo periodo de facturación.

Por ejemplo, si por la energía consumida en un mes, has pagado 17,00 € (10,00 € de COSTO y otros 7,00 € de PEAJES), te van a compensar por un importe máximo de 10,00 €.

Si con 50 kWh vertidos, valorados al precio acordado para la energía excedentaria, ya se alcanzan los 10,00 €, el resto, hasta los 200 kWh son un «regalo» a tu distribuidora.

Por eso es tan importante dimensionar bien tu instalación de placas.