Los paneles solares reciben luz solar que, posteriormente se transforma en electricidad. Pero esta electricidad se convierte por completo en corriente continua que no es factible para el consumo eléctrico en nuestras viviendas. Es el inversor solar el que convierte la corriente continua en corriente alterna, que podremos emplear en nuestro hogar para utilizar aparatos electrónicos tales como electrodomésticos.

La mayoría de inversores cuenta con una aplicación que te permitirá monitorizar la generación y el consumo de energía las 24 horas del día.