Los componentes necesarios para generar tu propia energía a partir del sol son:

Paneles fotovoltaicos. Generan electricidad en continua.
Inversor. Convierte la energía en continua generada por los paneles en energía alterna para su utilización por el equipamiento del hogar.

Y opcional: (recomendable solo en caso de viviendas aisladas sin conexión a la red eléctrica)
Baterías. Almacenan los excedentes de generación para su utilización en horas sin sol.