Absolutamente nada. ¡Eres libre de elegir tu compañía eléctrica! Eso sí, asegúrate de no tener ningún compromiso de permanencia con tu compañía actual. Si tienes dudas contacta con nosotros.