Tras la aprobación del Real Decreto 15/2018 queda derogado el cargo que se imponía al autoconsumidor por la energía generada y consumida en su propia instalación, el denominado “impuesto al sol”. Por tanto no existe ningún tipo de peaje ni impuesto por la energía autoconsumida ni las baterías.