Al general tu propia energía gracias al sol, estarás ayudando a minimizar los gravísimos efectos de cambio climático como: olas de calor, sequías extremas, inundaciones, extinción de especies animales y vegetales…