El dispositivo está diseñado para ser colocado en el cuarto de baño, bajo el lavabo, para obtener un máximo beneficio de ahorro de agua y energía. Si se instalara a la salida de la caldera o calentador, no evitaría que las tuberías que aún están frías fueran enfriando el agua al pasar por ellas.