Si, sólo tienes que informarnos y pagarías el valor residual del sistema (que cae mes a mes durante la vida del mismo) y un recargo del 10% de esa cantidad. Si dejas de finalizar los 20 años, podrás hacerlo tuyo pagando sólo una cuota más, sin recargo.