No es recomendable poner paneles orientados al norte, pero si la orientación del tejado es norte, hay una solución técnicamente posible para aprovecharte de las ventajas de la energía solar.

Estos paneles deben ir colocados sobre unas estructuras de forma que se opongan a la inclinación del tejado. Es una solución de emergencia ya que, los paneles no quedarán «a ras» del tejado, la producción eléctrica será menor, el coste de la instalación mayor debido a las estructuras, y por tanto, la rentabilidad de la solución de autoconsumo mucho menor.