Lo ideal es instalar un ahorrador en los baños de más uso de agua caliente, sobre todo si se trata de una vivienda unifamiliar con varias plantas o si los baños están muy alejados unos de otros. En cualquier caso, se puede instalar un dispositivo en el baño donde más se use el agua caliente y que esté más alejado de la caldera o calentador, y cuando el chivato avise de que el agua ya está caliente en ese baño, también estará caliente en cualquier otro.